Movimiento Nacionalsocialista de Holanda y nacionalsocialismo

Podrido, satánico, tóxico

En los libros de Jozef Rulof, el colaboracionismo holandés con los nazis y el nacionalsocialismo se describen como podridos, satánicos, preanimales, prehistóricos y tóxicos como la peste.
Según los libros de Jozef Rulof.

Movimiento Nacionalsocialista de Holanda

El Movimiento Nacionalsocialista de Holanda, el partido colaboracionista holandés con los nazis en Holanda, fue un partido político holandés que existió entre 1931 y 1945.
El Movimiento Nacionalsocialista de Holanda era seguidor de la ideología del nacionalsocialismo y en el momento de la ocupación alemana de Holanda en la Segunda Guerra Mundial tuvo el papel del partido colaboracionista que trabajaba con el ocupador.
En el libro ‘Los pueblos de la tierra contemplados por el otro lado’ de Jozef Rulof, se comenta este movimiento como una parte del análisis del nacionalsocialismo en Holanda durante la Segunda Guerra Mundial:
Si entienden todo esto, tiene que quedarles claro por qué el pueblo holandés no quiso tener nada que ver con el nacionalsocialismo.
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
En la cita anterior, se trata del setenta y cinco por cien del pueblo holandés que representa un grado de los sentimientos elevado:
Y al setenta y cinco por cien de su pueblo los ideales y convicciones de este movimiento le da asco.
Representa para su pueblo la sumisión, la violencia brutal, el engaño, la vileza, la traición y miles de otros rasgos, que pertenecen al instinto inferior, preanimal.
Estos pensamientos tienen que colisionar con la mentalidad sana, libre, consciente, sintonizada con el amor del pueblo holandés.
Quienes sirven a este movimiento representan los rasgos inferiores de su pueblo, así que actúan animalmente mal o, al callarse, por lo menos lo consienten.
¡A esta gente Dios y Cristo no les hacen falta, se sienten “Übermenschen” y viven las tinieblas!
¿Acaso es de extrañarse entonces que, a pesar de sus muchos esfuerzos, el grado más elevado desapruebe tajantemente a este grado inferior?
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
Los idealistas del Movimiento Nacionalsocialista de Holanda se contraponen a Moisés y los suyos:
Moisés y los suyos también eran idealistas, y en todo momento estaban dispuestos a entregar sus vidas por la concienciación espiritual de la humanidad.
Los idealistas del tiempo de ustedes son seres basto materiales, que sirven a su propio grado de vida y sobre todo se aman a sí mismos.
Moisés sirvió a la humanidad, sus idealistas, a un pueblo, y al hacerlo están abiertos al infierno y el horror.
Moisés trajo a la tierra la creencia en un solo Dios, sus idealistas, ¡perdición y vileza diabólica!
Moisés era un guerrero de Dios, un predicador del amor; sus idealistas, en cambio, crean división, se burlan de Dios y asesinan el yo mejor dentro del ser humano.
Pero encubiertos así no pueden vestir sus planes satánicos, o el núcleo bueno del pueblo holandés los calará y los rechazará.
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
En las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial se reimplantó la pena de muerte en Holanda, y se aplicaba a los colaboracionistas.
Durante una noche informativa se le pregunta a Jozef Rulof qué opinaba sobre esa pena de muerte:
Hay una señora que retoma su pregunta de la semana pasada y que ahora pregunta: “¿Se puede aplicar la pena de muerte?”.
Jozef dice:

“Claro que no.
¿Qué dicen los ‘Diez Mandamientos’?
Preguntas y respuestas 1, 1950
Para Jozef, matar siempre está mal, también cuando se aplica al líder del Movimiento Nacionalsocialista de Holanda, Anton Mussert, y al simpatizante nazi Max Blokzijl:
En la Biblia pone: No matarás.
Así que todo lo demás que encuentre al respecto en la Biblia es de quienes la malbarataron, del ser humano que ha echado a perder la palabra de Dios y Cristo.
Así que dice: No matarás. Pero ¿por qué le quitaron aquí entonces la vida a, entre otros, (el simpatizante nazi) Mussert y a ese pobre (simpatizante nazi) Max Blokzijl?
Ese Blokzijl no es un ‘pobre’, no tengo lástima de esa vida, él y Mussert me parecían necios, pero ¿encima quitarles la vida a semejantes inconscientes?
¡Que los hubieron enviado a las minas de carbón!
Ya puestos, que los hubieran hecho trabajar día y noche hasta que se desplomaran, pero que no los hubieran matado.
No mates a ningún ser humano o lo violarás; dales, en cambio, la opción de enmendar sus errores.
¡Esa fue la intención de Cristo y ninguna otra cosa!
Preguntas y respuestas 1, 1950
En la revista ‘Evolución’ que editaba Jozef, se dice de los colaboracionistas holandeses de los nazis:
Los vimos marchar y podríamos haberles exclamado: “No sigan la mentalidad satánica de la cruz gamada.
Existe otra cruz, que quiere iluminar su saber desde el Gólgota.
Renuncien a la traición y la violencia, porque se conducen ustedes mismos a los infiernos tenebrosos y tendrán que vivir hasta el final siglos de lucha para liberarse de ellos.
Se contagiarán ustedes mismos, a sus esposas e hijos con las teorías paganas de sus ‘camaradas’ y así se expulsarán ustedes mismos de la sociedad”.
Archives, 1945
Sin duda que su mentalidad se vició, que sus tesis son tóxicas; por esto y por los actos que llevaron a cabo son un peligro para una sociedad sana, centrada en el amor y en el servicio.
Archives, 1945
Jozef llama “locos” a los colaboracionistas holandeses de los nazis:
Cuando ustedes iban corriendo detrás de esos locos, yo usaba mi tiempo de otra manera.
Preguntas y respuestas 1, 1950
Sobre realizar su saludo dice:
Fuera de aquí, ansiosos, dejen de estropear mi vida.
Preguntas y respuestas 1, 1950
Durante una noche informativa cuenta que en 1942 se encontró en su pueblo natal, ‘s-Heerenberg, con unos colaboracionistas holandeses de los nazis:
Llegué a ’s-Heerenberg, señora, en 1942, volví a mi tierra natal en ’s-Heerenberg, y entonces los de la NSB (colaboradores holandeses de los nazis) andaban así.
Me dejaron estar con la élite, o sea, en Heining, es un bonito café —yo no iba nunca allí, se me hacían demasiado fanfarrones—, allí solo había notables, iba el alcalde, vaya, allí no podía acudir un hijo de la calle Grintweg, lo echaban.
Questions and Answers Part 3, 1952
En su pueblo natal, a Jozef lo llamaban “Jeus”:
Pero entonces llegué allí, ya llevaba en las manos unos doce o quince libros, y entonces empezaron a inclinarse un poco y: “Bueno, ese Jeus sí que tiene algo”.
Y entonces entré y allí estaba la élite de Mussert.
Questions and Answers Part 3, 1952
Jozef reprueba que se haga el saludo de los colaboracionistas holandeses:
“Vaya”, digo: “¿Qué está pasando aquí en ’s-Heerenberg?
Maldita sea, todos levantan el brazo, pero ¿esto qué es?
¿Están locos?”.
Y digo: “Y todos han apostado por un caballo blanco, cojo, ese caballo luego se derrumbará”.
Questions and Answers Part 3, 1952
Jozef sabía que así podría terminar en la cárcel, porque iba en contra del Movimiento Nacionalsocialista de Holanda y el nacionalsocialismo:
Y entonces dijo mi amigo, era un gerifalte allí, hijo de Van Bree, el alto, dice: “Si no hubiera sido Jeus, no podría haber hecho nada por él, tendría que haberlo encarcelado”.
Pero era Jeus.
Digo: “Willem”, cuando la guerra hubo acabado, digo: “Willem, si se te hubiera ocurrido hacerlo, te habría arrancado el pelo”.
Y cuando volví después de la guerra, dijo: “Jeus, Jeus, hay que ver lo estúpidos que fuimos, ¿no?
No lo sabíamos.
¿Podrás perdonárnoslo?”.
Digo: “Pero si no me enojé con ustedes (vosotros), ¿no?
Niños”.
Questions and Answers Part 3, 1952
El comportamiento colaboracionista te saca a golpes de la armonía y el amor de la primera esfera de luz:
Y eso los saca a golpes de la primera esfera, señoras y señores.
Porque cómo es posible —así se lo dije a mi gente que ha leído mis libros—, cómo es posible apostar tu vida por un lío salvaje, cuando Cristo dijo: “Quien a hierro mata morirá por la cruz”.
Y eran conocedores de la Biblia, no se crean.
Entre ellos había quienes tenían sesiones con los “maestros” en el otro lado y estos decían: “Así estuvo bien”.
Digo: “Ya está bien de tanta tontería, no tienen (tenéis) nada”.
No querían perder eso.
Questions and Answers Part 3, 1952
Está claro el punto de vista en los libros de Jozef Rulof sobre el colaboracionismo holandés con los nazis:
Echa un vistazo, Jeus, y ve cuántas personas hermosas cayeron por culpa de ese maldito, podrido, inconsciente Movimiento Nacional Socialista (holandés).
Conferencias 3, 1952

Nacionalsocialismo

El nacionalsocialismo viene de un ladrón asesino:
Alemania invadió el país de ustedes, aplastó su ejército y se reveló como un asaltante asesino.
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
La mayoría de los holandeses ve la conciencia prehistórica de la propaganda nacionalsocialista:
Los holandeses dejan pasar de largo toda la propaganda, por más arrolladora que sea, porque en ella reconoce, a pesar de todo, la conciencia prehistórica.
Los idealistas nacionalsocialistas quieren convertir a su pueblo en soldados.
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
¿Por qué a su pueblo no le dice nada la estrepitosa música de las marchas militares?
¡Porque piensa que el lugar de esa cacerolada debería ser la selva!
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
Después de haber ocupado el país de ustedes y robado sus bienes, el nacionalsocialismo también quiere poseer su alma.
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
Su mentalidad estúpida no es consciente de que un verdadero cristiano prefiere morir que levantar el brazo para hacer su saludo pagano.
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
Los pensamientos de Hitler son una peste:
El resto es satánico, animal, ¡esos pensamientos son una peste de la que se liberará al mundo!
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
Hay que erradicar el nacionalsocialismo hasta el último pensamiento:
Entonces también a Alemania se le refrenará, y se erradicará el diabólico nacionalsocialismo hasta el último pensamiento.
¡Este sistema maldito desaparecerá de la tierra!
The Peoples of the Earth seen by the Other Side, 1941
Véase también el artículo ‘Hitler’.